Los errores más comunes en el examen práctico DGT

Obtener el carnet de conducir es uno de los hitos más importantes a lo largo de tu vida, pues el examen práctico de la DGT, para muchas personas, es uno de los desafíos más importantes a los que hacen frente. El estado de nerviosismo que genera impera durante todo el tiempo que dura el examen y en la mayoría de los casos, se suspende por fallos generales que se cometen por ese estado emocional agitado. Desde Autoescuela Góngora te damos consejos para el examen práctico de conducir y en este artículo te mencionamos los errores más comunes que se cometen en el examen práctico de la DGT.

10 errores más comunes en el examen práctico DGT

Si estás preparando tu examen de conducir, atento a los siguientes errores que no debes cometer una vez estás subido en el vehículo y puesto en marcha:

  1. No usar los intermitentes correctamente

A la hora de cambiar de carril o girar en cruces o intersecciones debes señalizar tus intenciones con suficiente antelación antes de hacer la maniobra y apagarlos una vez terminada. Para ello debes tener muy en mente el recorrido que vas a utilizar y conocer la ruta o el área para que no te pille desprevenido el cambio o giro a realizar.

  1. Falta de atención a las señales de tráfico

Uno de los errores a evitar a toda costa es la falta de atención en las señales de tráfico. Estas señales son vitales para recibir información sobre el flujo vial, condiciones de la carretera, límites de velocidad… ignorar o saltarte algunas de estas señales son faltas eliminatorias graves para tu examen.

  1. No detenerse completamente en los stops

Es uno de los fallos más comunes, y es interpretar la señal de stop como si un “ceda el paso” fuera. Es obligatorio hacer una parada antes de la línea que alerta la señal. Una vez mirado ambas direcciones y en vista de ningún vehículo aproximándose podrás seguir la marcha, pero es importante que el vehículo se ponga a 0 km/h durante unos segundos, para reflejar que ha sido una parada.

  1. Exceso o falta de velocidad

Es otro error en común para muchos de los aspirantes a conductores. Conocer los límites de velocidad y las condiciones del tráfico, las señales que limitan o recomiendan velocidad, pues un exceso o falta de velocidad pone en peligro la seguridad vial y es motivo de suspensión.

  1. No obedecer indicaciones del examinador

Otro fallo común en muchas ocasiones influenciado por los nervios del momento, es no escuchar o hacer caso omiso a las indicaciones del examinador. Debes responder de manera clara y precisa aquello que él te pregunta o te instruya.

  1. No verificar los puntos ciegos

Mirar y asegurarte por los retrovisores y espejo central de los puntos ciegos y de si se avecina algún vehículo que te imposibilite el cambio de carril. Es uno de los fallos más comunes, en muchas ocasiones el examinador te pone aprueba en circunstancias como estas, y valoran mucho que realices comprobaciones cada cierto tiempo de los puntos ciegos de la conducción.

  1. No ceder el paso cuando es necesario

Puedes poner en peligro tu puntuación del examen y la seguridad vial en general sino realizas cedas el paso de manera correcta, respetando la prioridad de otros conductores y la de peatones cuando sea necesario.

  1. No detenerse completamente en las intersecciones

A menudo los conductores desaceleran cuando se encuentran con intersecciones o señales de alto, pero no llegan a ejecutar parada. Es obligatorio pararse por completo y luego avanzar cuando sea seguro hacerlo.

  1. Estado de nerviosismo extremo

No puedes dejar que los nervios ni la ansiedad te domine, pues afecta notablemente al desempeño de tu examen, por ello mantener la calma y consolidar la confianza en tus habilidades es clave para poder superar el examen práctico DGT.

  1. No estacionar correctamente

Estacionar fuera de los parámetros de aparcamiento, no dejarlo alineado o no dejar espacio entre vehículos es otro de los fallos a evitar en tu examen práctico.

¿Cuántos fallos se puede tener en el examen práctico de conducir?

Si durante tu examen práctico de conducir que oscila entre los 25-30 min obtienes 10 faltas leves o 5 si hay una deficiente. 2 deficientes o 1 eliminatoria grave se considerarían suspenso para tu examen de conducción. Las faltas leves son consideradas fallos, pero en ningún momento suponen un obstáculo o peligro para la red vial. Las faltas deficientes se consideran obstáculos y las eliminatorias suponen un peligro y una descalificación automática.

En Autoescuela Góngora te  formamos para poder superar todas estas dificultades, nuestras clases prácticas personalizadas y nuestro equipo experto te enseñará a saber reaccionar ante todas las circunstancias que puedan darse en tu examen práctico DGT.

Esperamos que os haya gustado el artículo de hoy, no olvidéis seguidnos en nuestras redes sociales y atentos al blog para más artículos interesantes.

¡Mucha suerte futuros conductores!